lunes, 19 de julio de 2010

Un planeta tan caliente que se evapora

Nuevas imágenes del telescopio espacial Hubble de la Nasa han confirmado la existencia de una especie de infernal «planeta cometa» fuera de nuestro Sistema Solar. El gigante gaseoso, llamado HD 209458b, tiene unas temperaturas tan altas, superiores a los 1.000 grados centígrados, que su atmósfera se evapora, escapa hacia el espacio y, por efecto de los poderosos vientos estelares, forma una especie de cola similar a la de un cometa.

La existencia de este extraño planeta ha sido confirmada por los astrónomos que lo observan a través del Hubble desde 2003. HD 209458b se encuentra muy cerca de su estrella, hasta cien veces más cerca que Júpiter del Sol, lo que provoca esas altísimas temperaturas. Además, sólo tarda 3,5 días en realizar su órbita, todo un récord, especialmente si se tiene en cuenta que al velocista de nuestro Sistema Solar, Mercurio, le lleva 88 días dar la vuelta alrededor del Sol.

Como un horno gigante

En estas condiciones, la atmósfera de este extraño planeta se recalienta como si se tratara de un horno gigante y parece intentar escapar junto al material de desechos que contiene. Las observaciones realizadas con el espectógrafo de Orígenes Cósmicos (COS) a bordo del Hubble, sugieren que los vientos calientes de la estrella barren los desechos más pesados de carbono y silicio, lo que provoca que al planeta le salga una cola, como si se tratara de un cometa gigantesco.

Situado a 153 años luz de la Tierra, este exoplaneta es uno de los más analizados por los científicos, porque es uno de los pocos mundos exteriores que pueden verse transitar alrededor de su estrella, el principal método que se emplea para descubrirlos. En las últimas dos décadas, los astrónomos han detectado más de 460 exoplanetas.

La investigación aparece publicada en la revista Astrophysical Journal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario