viernes, 21 de mayo de 2010

Un compuesto del aliento delata al fumador

Si usted fuma, su aliento contiene 2,5-dimetilfurano. Un equipo de investigadores catalanes ha comprobado que la presencia de este compuesto químico indica que se ha fumado en los últimos tres días. Esta sustancia no aparece en el aliento de las personas no fumadoras, a no ser que hayan estado en contacto directo con el humo del tabaco durante mucho tiempo.

“El 2,5-dimetilfurano no es detectable en muestras de aliento de no fumadores, por lo que sólo con su determinación cualitativa se puede saber si una persona ha fumado en las últimas 72 horas”, destaca Juan Manuel Sánchez, investigador del Departamento de Química de la Universidad de Girona (UdG) y coautor de un estudio que publica la revista Analytical and Bioanalytical Chemistry.

El equipo de la UdG analizó diversos compuestos orgánicos volátiles (benceno, 2,5-dimetilfurano, tolueno, o-xileno y p-xileno) que pudieran servir como bioindicadores de la condición de fumador, y comprobó que el 2,5-dimetilfurano es el único que da resultados efectivos para muestras de aliento.

“El benceno, que a veces se menciona en la bibliografía, sólo es útil cuando el consumo de tabaco es relativamente elevado y en tiempos cortos -de 1 ó 2 horas- después de haber consumido un cigarrillo, por lo que resulta inútil desde un punto de vista práctico”, explica Sánchez.

Por su parte, los niveles de tolueno y de los xilenos solo son significativos para quienes fuman mucho y siempre que no haya pasado demasiado tiempo desde el último cigarrillo.

Para realizar el análisis los investigadores recogieron muestras de aliento de 204 personas voluntarias (100 fumadoras y 104 no), que respondieron a un cuestionario para verificar sus hábitos. Los resultados confirman que, salvo un caso de falso positivo, la presencia del 2,5-dimetilfurano se asocia al acto de fumar.

En los fumadores pasivos esta sustancia también puede aparecer si han tenido contacto directo con el humo del tabaco por un tiempo muy prolongado, por lo que el estudio sugiere seguir investigando el tema y afinar más la técnica.

La micro-trampa de adsorción

Los científicos han utilizado un dispositivo diseñado en su propio laboratorio para analizar muestras de 0,8 litros de aliento. “Es una micro-trampa de adsorción en la que en menos de un segundo se realiza una etapa de desorción (emitir un fluido absorbido previamente en un material), y que no requiere una segunda trampa criogénica”, subraya Sánchez.

Los equipos comerciales necesitan un volumen más elevado de muestra (superior a 2 litros) y requieren una trampa criogénica, operativa a temperaturas extremadamente bajas, con dos etapas de desorción térmica, “con el consiguiente problema de formación de artefactos que complican los análisis”.

-------------------------------------

Referencia bibliográfica:

Mónica Alonso, Mar Castellanos y Juan M. Sánchez. “Evaluation of potential breath biomarkers for active smoking: assessment of smoking habits”. Analytical and Bioanalytical Chemistry 396 (8): 2987–2995, abril de 2010. DOI 10.1007/s00216-010-3524-z.

No hay comentarios:

Publicar un comentario