viernes, 28 de mayo de 2010

Presentan el primer dinosaurio con cuernos descrito en México


Tras ocho años de estudio hoy se han hecho públicos los análisis del fósil original del dinosaurio Coahuilaceratops magnacuerna, una especie única en México que vivió en la segunda época del periodo cretácico, hace unos 72 millones de años.

"Sabemos muy poco de los dinosaurios de México, y este hallazgo aumenta enormemente nuestro conocimiento del Cretácico superior de la zona", explica Mark Loewen, autor principal del estudio y paleontólogo en el Museo de Historia Natural de Utah (EE UU).

Los resultados se presentarán dentro del libro Nuevas perspectivas sobre los dinosaurios con cuernos que lanzará la próxima semana la Indiana University Press. Mark Loewen y su equipo proponen que este género está emparentado con Anchiceratops y Arrhinoceratops, así como con otros chasmosaurinos.

Además de los paleontólogos estadounidenses han participado en el estudio Martha Carolina Aguillón- Martínez, Rubén Rodríguez-de la Rosa y Claudio de León, de la Coordinación de Paleontologia SEC - Museo del Desierto de México y David Eberth, del Museo de Paleontologia Royal Tyrell en Alberta, Canadá. La colaboración se ha realizado dentro del proyecto de cooperación internacional “Dinosaurios de la cuenca de Parras”.

Un gigante temido

El Museo del Desierto de México ha dado también hoy una explicación del hallazgo en el ejido Porvenir de Jalpa del municipio de General Cepeda, región en la que habitó este dinosaurio herbívoro, en el Estado de Coahuila de Zaragoza. En 2003, Claudio de León, un paleontólogo aficionado, encontró los restos de dos dinosaurios con cuernos (ceratopsidos), un adulto y un juvenil. “El material correspondía a fragmentos del cráneo, lo que permitió crear el género Coahuilaceratops magnacuerna”, han señalado.

Según los expertos mejicanos, el animal medía dos metros de alto, 6.7 metros de largo, su cráneo era de casi dos metros de longitud y pudo haber pesado cinco toneladas. Habitó cerca de la costa en un área tropical, muy húmeda y con abundante vegetación, como lo indican los restos fósiles y la geología de la región. Por sus cuernos, era temido incluso por el tiranosaurio rex, el carnívoro más grande y feroz que habitó la tierra en el Cretácico (Fuente: SINC)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario