lunes, 17 de mayo de 2010

La contaminación aumenta la presión sanguínea


La hipertensión, enfermedad que implica una alta presión sanguínea, implica un serio riesgo de arteriosclerosis en pacientes, algo que puede llegar a causar la muerte. Varias son las causas de la hipertensión, pero no todas influyen en el mismo grado en su generación, e investigadores de la Universidad de Duisburgo-Essen han resaltado el rol de una aparentemente inofensiva: la contaminación ambiental.

Una investigación realizada por la Dra. Barbara Hoffman y otros autores que se presentará en el congreso de la American Thoracic Society en el correr de esta semana ha estudiado la incidencia de la contaminación ambiental en el riesgo de hipertensión.

Estudiando los historiales médicos de más de 5.000 personas expuestas a la contaminación ambiental Hoffman y sus colegas pudieron comprobar que la exposición a contaminación entendida desde el polvo de carretera hasta la generada por plantas de energía, implica un serio riesgo de desarrollar alta presión sanguínea.

Hoffman y sus colegas estudiaron la incidencia de otros factores que también influyen en el riesgo cardiovascular, tales como la edad, el género, el tabaquismo, el sobrepeso y otros. Con ellos en cuenta, las personas expuestas a contaminación del medioambiente eran más propensas a desarrollar este problema circulatorio.

Hoy día ciudades como el DF, Tokio o Madrid son metrópolis densamente contaminadas que albergan a millones de personas. El riesgo de vida involucrado en ello debería ser tenido en cuenta y no minimizado. (ojo científico)

Más noticias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario